La Reforma Protestante con todos los sucesos ocurridos en Europa desde el siglo XIV hasta ahora. Lutero pega las 95 tesis en la puerta de su templo y asi se separa de la iglesia romana.

La Reforma en Italia

 La Reforma en Italia


Italia (Los Valdenses) 
El movimiento prereformista de los Valdenses se unió después de una profunda reflexión a la Reforma reformada en 1532 (vs. lección 1). Con esto, cambió su rostro: Un movimiento no muy organizado se convirtió en una Iglesia constituida con una clara estructura. Los Valdenses tenían carisma, y, por ende, crecieron. En el año 1555 se edificaron las primeras iglesias propias, lo que expresa la orientación del movimiento hacia la vida pública. También es una expresión de autoestima. Sin embargo, esta fase de expansión duró poco. La Contrareforma destruyó todas las congregaciones salvo un pequeño resto en los valles del Piamonte y redujo a los Valdenses a sus antiguas regiones alrededor de Torre Pelice. En este gueto alpino, las comunidades valdenses sobrevivieron cerca de 150 años no siempre perseguidas, pero siempre reprimidas. Sólo el extremo aislamiento de la región y la intervención a su favor de algunos cantones suizos y ciudades ingleses las salvó de un destino peor.
Al principio del siglo XVIII se inició una fuerte recatolización, por lo que una parte de los Valdenses abandonó el Valle de Piamonte, trasladándose a Wurttemberg en Alemania y fundando nuevas congregaciones allí. En este contexto aparece Henri Arnaud (1641-1721). En 1685, Arnaud huyó del Piamonte a Ginebra, desde donde volvió algún tiempo después. En 1699, después de su segunda expulsión, se convirtió en pastor de la colonia valdense de Dürrmenz-Schönenberg en Wurttemberg.
Después de 1848, los Valdenses italianos recibieron todos los derechos ciudadanos. En el contexto de la piedad del avivamiento y las actividades misioneras que conlleva, nacen en toda Italia pequeñas congregaciones valdenses (por ejemplo en Torino, Florencia, Roma y Sicilia). Muchos emigran, sobre todo a la región del Río de la Plata en Argentina y Uruguay. En 1905, las antiguas y nuevas congregaciones se reúnen en la “Chiesa Evangelica Valdese(Iglesia Evangélica Valdense). Hoy en día, ésta tiene en Italia 135 congregaciones con unos 28.000 miembros (11.000 viviendo en los valles del Piamonte). El trabajo de la Iglesia Evangélica Valdense pone un claro énfasis en la diaconía. La Iglesia Valdense tiene una facultad propia en Roma.

La Iglesia evangélica de los Hermanos Moravos
En Bohemia y Moravia existía en los tiempos de la Reforma la “Comunidad de los Hermanos Moravos Esta se remonta sobre todo a raíces husitas, integrando también tradiciones valdenses y otras costumbres. El hermano Lucas, quien marcó la comunidad al inicio del siglo XVI, tenía contacto con Martín Lutero. En los conflictos confesionales, sin embargo, la comunidad de los Hermanos Moravos se desarrolló más hacia la Iglesia reformada.
Después de la derrota del ejército corporativo frente a las tropas imperiales de Habsburgo en 1618, Bohemia y Moravia fueron recatolizadas por la fuerza. 27 líderes espirituales fueron ejecutados y descuartizados. Más de 1.200 clérigos tuvieron que abandonar el país. Con ellos emigraron más de 36.000 familias, lo que redujo la población a un tercio y destruyó la antigua prosperidad y bienestar del país. Los polos de la emigración fueron Sajonia, Silesia y Polonia. Otros entraron a la clandestinidad. En la Polonia del siglo XVII, Juan Amos Comenio se convirtió en el teólogo y decano más importante. La “Patente de Tolerancia del emperador José II de Habsburgo (1781) volvió a permitir la confesión evangélica, y en el tiempo que siguió, unos 66.000 checos se unieron a la Iglesia reformada formando 73 congregaciones hasta 1789.

De la “Patente de Tolerancia del emperador José II de1781
Convencidos por un lado de la nocividad de toda obligación de la conciencia, y, por otro lado, del gran provecho que pueden sacar religión y Estado de una verdadera tolerancia cristiana, nos hemos decidido solemnemente a permitir a los fieles de la Confesión de Augsburgo y de la Helvética .... el ejercicio de su religión por doquier. ... La religión católicoromana, sin embargo, mantiene el privilegio del ejercicio público de la religión.
1. ... Respecto de la casa de culto ordenamos explícitamente que ésta salvo donde ya exista no tenga ni repique de campanas, ni torres, ni una entrada pública desde la calle para que no parezca Iglesia ....
7. Los no católicos pueden ser admitidos a la compra de casas y bienes, a los derechos civiles y de maestros de oficios, a los honores académicos y servicios civiles. .... No deben ser obligados a jurar fórmulas que no sean congruentes con sus fundamentos religiosos; tampoco deben ser obligados a asistir a las procesiones o funciones de la religión dominante.

Sin embargo, no había igualdad de derechos para las dos confesiones: Los evangélicos por ejemplo tenían que aportar al financiamiento de los curas católicorromanos. El Estado permitía la existencia de los evangélicos, pero no los veía con buenos ojos. Hasta 1861, la Iglesia reformada creció bastante más lento que la población; sólo se formaron cinco congregaciones. En ese año, sin embargo, el emperador Francisco José I promulgó la llamada “Patente de los Protestantes Esta concedió la igualdad de derechos a los evangélicos, y tanto la Iglesia luterana como la reformada crecieron fuertemente. En 1919, las Iglesias luterana y reformada se reunieron en la “Iglesia Evangélica de los Hermanos Moravos un nombre que expresa la continuidad de la historia de Bohemia. En los años siguientes, muchos antiguos católicos se unieron a esta Iglesia; después de 1945, sin embargo, su importancia disminuyó. Hoy día, la Iglesia de los Hermanos Moravos cuenta con 13.000 miembros en 264 congregaciones. Una institución importante para la Iglesia es la facultad de Comenio en Praga.
body .navbar{ height: 0px; }