La Reforma Protestante con todos los sucesos ocurridos en Europa desde el siglo XIV hasta ahora. Lutero pega las 95 tesis en la puerta de su templo y asi se separa de la iglesia romana.

La Reforma en Escocia

 La Reforma en Escocia


Escocia Al principio, la Reforma en Escocia gana terreno muy lentamente. Algunas escrituras aisladas de Lutero fueron introducidas en el país de contrabando. En 1528, Patrick Hamilton de St. Andrés sufrió el martirio en la hoguera por haber predicado ideas reformadas, pero en general, al comienzo la Reforma no ganaba terreno. Una razón es que algunos de los pensadores reformados esperaban unirse a la Iglesia anglicana que se había separado de Roma bajo el rey Enrique VIII. La política escocesa, sin embargo, era hostil hacia Inglaterra, y por ende, pro catolicismo romano. Después de la muerte del rey escocés Jacobo V en 1542, su hija María Estuardo es coronada reina a los pocos días de nacer, por lo que su madre María de Guise asume la regencia.
Juan Knox (alrededor de 1514-1572) era predicador. Después de su conversión evangélica, trabajó como notario e instructor particular. En 1547 fue condenado a las galeras. Pasó un año y medio en las galeras, y después fue clérigo en las ciudades inglesas de Berwick y Newcastle-upon-Tyne. Cuando María Tudor ascendió al trono inglés en 1554, Knox fue a Ginebra como colaborador de Calvino. Volvió definitivamente a su patria en 1559 para introducir la Reforma. En Escocia había estallado un profundo conflicto entre la soberana María de Guise y algunos lores proclives al protestantismo. Accediendo a peticiones francesas a la reina inglesa Isabel I, que gobernaba desde 1558, Inglaterra suspendió el movimiento de barcos entre Escocia y Francia, porque Francia buscaba impedir la Reforma en Escocia. Este hecho originó la victoria de la Reforma, la que fue ratificada por el parlamento escocés en el Contrato de Edimburgo en 1560. En el mismo año, el sínodo general de la Iglesia escocesa ratificó la Confessio Scotica (Confesión Escocesa), redactada, entre otros, por Juan Knox. También fue ratificado el “First Book of Discipline (el Primer Libro de la Disciplina, en inglés), que tenía como objetivo una reforma integral, incluyendo la vida cotidiana de los ciudadanos. El “First Book of Discipline sin embargo, nunca fue ratificado por el parlamento, y, por ende, no entró en vigor. En 1561, María Estuardo asumió el gobierno en Escocia. Trató en vano de abolir la Reforma. En 1568, huyó a Inglaterra.
Después de la muerte de Juan Knox en 1572, fue Andrew Melville quien ganó influencia en la Iglesia escocesa. Fue el autor del “Second Book of Discipline (Segundo Libro de la Disciplina, 1578) que promueve una Iglesia independiente del Estado. En este libro se aborda un tema que marca a la Iglesia escocesa por cerca de un siglo: ¿A qué distancia del Estado debería ubicarse la Iglesia? Melville opina que la Iglesia debería ser independiente. Bajo control estatal, exigen en cambio los obispos designados por el Estado.
Del “Second Book of Discipline de 1578
1. El término “Iglesia de Dios es ampliamente entendido como denominación de todos los que dan testimonio del Evangelio de Jesucristo y al final resulta ser una comunidad y compañía no sólo de los temerosos de Dios, sino también de los hipócritas que siempre confiesan fuera de la religión verdadera. En otros lugares, el término de Iglesia de Dios sólo se aplica a los devotos y elegidos, y a veces incluso sólo a aquéllos que ejercen una función espiritual dentro de la comunidad de los fieles.
2. La Iglesia en este último sentido obtiene un poder concedido por Dios, que debe ejercer como una correcta jurisdicción y gobierno para el bien de toda la Iglesia. Este poder eclesiástico es una autoridad conferida por Dios Padre a través de su hijo Jesucristo, para que su Iglesia se reúna; tiene su fundamento en la palabra de Dios, y ha de ser ejercido por aquéllos que recibieron el llamado legítimo para gobernar espiritualmente la Iglesia.
3. El comportamiento de la Iglesia que se nutre de esta fuerza, es una estructura o forma de régimen espiritual ejercido por sus miembros que fueron determinados para esto por la palabra de Dios. Este régimen ha sido entregado directamente a los que tienen un cargo oficial, y lo ejercen para el bien de todo el cuerpo. El poder se ejerce de distintas maneras: a veces severamente, sobre todo por los maestros, otras veces, por consenso mutuo entre los que revisten el cargo y la misión, en forma de jurisdicción. Así es que llamamos a la primera la “potestas ordinis y a la segunda “potestas iurisdictionis Las dos formas de poder tienen una misma autoridad, un solo fundamento, una última razón, pero son distintas en su manera de ejecución como se puede ver en las palabras de nuestro Señor (Mateo 16 y 18).
4. Esta fuerza y este comportamiento de la Iglesia son, según su propia naturaleza, distintos y se diferencian de la fuerza y el comportamiento del poder civil que compite al gobierno del Estado. Sin embargo, los dos vienen de Dios y tienen el mismo objetivo, si es que se utilizan correctamente: dar testimonio y aumentar la gloria de Dios, y tener a sujetos buenos y temerosos de Dios.
5. La autoridad eclesiástica viene inmediatamente de Dios y su mediador Jesucristo, y es espiritual. No tiene otro líder temporal en la tierra más que Jesucristo quien es el único rey espiritual y regente de su Iglesia.
En 1592, los independentistas obtuvieron una victoria, pero que tuvo su costo: Se podía constituir el sínodo general, pero necesitaba ser convocado por el rey o un comisario estatal. En 1638 se realizó un sínodo en el que fueron destituidos los obispos. Si bien el rey Carlos I había hecho la convocatoria, después ordenó disolver la reunión. Este sínodo, realizado a pesar de la prohibición, es conocido en Escocia como la “Segunda Reforma Escocesa En los años siguientes, el gobierno inglés se fue debilitando, y en 1644 el ejército escocés invadió Inglaterra. El parlamento inglés había decidido establecer la Reforma en Inglaterra, y en el mismo año fue promulgada la “Westminster Confession(Confesión de Westminster), influenciada, entre otras, por la reforma escocesa. Esta confesión se ha convertido en la confesión más importante del calvinismo anglosajón. En Escocia reemplazó a la Confessio Scotica.
En el año 1662, la presión del rey Carlos II logró reinstaurar el sistema de los obispos con él a la cabeza. En Escocia se prescribió el modelo eclesiástico anglicano sin modificaciones de la confesión ni del culto tradicional. La resistencia en Escocia fue vehemente: más de 300 pastores se negaron a aceptar las nuevas reglas, siendo destituidos. La consecuencia fueron reuniones al aire libre o en graneros. Sólo seis años más tarde, esta "pesadilla" acabó debido a la invasión de Guillermo de Orania en Inglaterra y la huida del sucesor de Carlos II, Jacobo II.
Al interior de la Iglesia escocesa, sin embargo, había diferencias teológicas que finalmente llevaron a una separación orgánica de la institución. Los moderados (“moderates en inglés) influenciados por la Ilustración, el Deísmo y en parte también el Unitarismo, adoptaron algunos pensamientos racionalistas, equiparando la identidad cristiana mayormente con un comportamiento ético y enfrentándose, consecuentemente, con la doctrina calvinista ortodoxa. En el otro extremo estaban los llamados evangelicales (“evangelicals en inglés) que pueden ser considerados los herederos de la ortodoxia reformada, pero que a veces identificaban "cultura" con decadencia mundana.
Después de vehementes enfrentamientos, a comienzos del siglo XVIII se produjeron cismas, provocados cada vez por el tema de la relación Iglesia-Estado. Durante el siglo XVIII se formaron la “Secession Church(Iglesia de la Secesión) y la “Relief Church (Iglesia del Alivio), las que en 1847 se unieron en la “United Presbyterian Church(Iglesia Presbiteriana Unida). Pero el gran quiebre sucedió en 1843: Los evangelicales abandonaron el sínodo general, constituyéndose alrededor de un tercio de la Iglesia en la nueva “Free Church(Iglesia Libre). En sus primeros dos años se construyeron más de 500 iglesias y varios colegios.
Durante la segunda mitad del siglo XIX, la importancia de la Confesión de Westminster decayó también en las Iglesias más bien ortodoxas. En 1879, primero la Iglesia Presbiteriana Unida decidió relativizar la confesión, permitiendo la libertad de opinión en todos los puntos que no tocaran la esencia de la fe. En 1892 le siguió la Iglesia Libre con una declaración similar. Las dos Iglesias finalmente se unieron en 1900, y en 1929 se produjo la gran unión de éstas con la hasta entonces Iglesia estatal “Church of Scotland(Iglesia de Escocia). Al mismo tiempo siguen existiendo varias Iglesias presbiterianas libres que se separaron en los siglos XIX e incluso XX, en señal de protesta contra la unión. Hoy ellas forman la mayor parte de la “United Free Church of Scotland(Iglesia Libre Unida de Escocia), con unos 20.000 miembros en 115 congregaciones. La Iglesia de Escocia hoy en día cuenta con 630.000 miembros en 1.555 congregaciones.
body .navbar{ height: 0px; }