La Reforma Protestante con todos los sucesos ocurridos en Europa desde el siglo XIV hasta ahora. Lutero pega las 95 tesis en la puerta de su templo y asi se separa de la iglesia romana.

La Reforma en Hungría y Rumania

  La Reforma en Hungría y Rumania

Probablemente ya alrededor de 1520, la Reforma fue transmitida a Hungría, sobre todo por jóvenes que habían estudiado en las universidades de Europa occidental. A partir de 1526, Hungría estuvo dominada por los turcos y luego dividida en tres partes: el oeste de Habsburgo, la parte central de los turcos, y Transilvania, que al comienzo mantuvo su independencia, luego se convirtió en protectorado turco. Este dominio extranjero, incomprensible para la mayoría de la población, fue interpretado por los reformadores como una consecuencia de la decadencia de la Iglesia, por lo que llamaban al arrepentimiento y a la conversión. Sus prédicas tuvieron éxito: Después de los inicios luteranos, la corriente reformada gana mucha influencia a partir de los años cuarenta del siglo XVI. En este contexto cabe destacar a los predicadores Mihály Sztárai (muerto en 1578) e István Szegedi Kis (1506-1572). En 1567, se reúne el primer sínodo en Debrecen que adopta la Segunda Confesión Helvética (Confessio Helvetica Posterior). Sin embargo no se forma una Iglesia unitaria, ya que las iglesias se ubicaban en distintos territorios.
En el siglo XVII, y como reacción a la ortodoxia que se rigidizaba cada vez más, en Hungría se desarrolló un movimiento pietista puritano que tiene importancia hasta el presente, con énfasis en la “práctica piadosa de la vida cotidiana. En las partes habsburguesas del territorio húngaro arrasó a partir de 1671 la contrarreforma: más de 40 pastores y profesores que se negaron a convertir fueron mandados como esclavos a las galeras. Al final del siglo XVII, Habsburgo conquistó también el centro turco de Hungría, imponiendo su opresión contra los evangélicos. Entre 1711 y 1718 hay una leve mejoría de la situación con respecto a la sangre derramada: la contrarreforma ya no es sangrienta. El efecto de la contrarreforma en la Iglesia reformada húngara, la que a fines del siglo XVI había aglutinado a la mayoría de la población, fue un fuerte retroceso hasta el final del siglo XVIII. Con la “Patente de Tolerancia del emperador habsburgués José II de 1781, la Iglesia reformada obtuvo libertades formales. Se proyectó una primera estructura de organización para toda Hungría, y se edificaron muchas nuevas casas de culto y oración. En 1881 fue fundada oficialmente la Iglesia Reformada de Hungría en el marco del sínodo general de Debrecen. Sin embargo, este fortalecimiento exterior y autonomía se daban al mismo tiempo que una creciente pérdida de sentido interior debido a las corrientes liberales de la época. Recién después de la Primera Guerra Mundial se inició una etapa de reorientación. La dirección superior de la Iglesia trató de reforzar su influencia sobre el Estado adoptando posiciones nacionalistas, por lo que prácticamente no fue capaz de criticar la política pro-fascista del gobierno húngaro durante la Segunda Guerra Mundial. También en el tiempo después de 1945, en ocasiones hubo una cercanía problemática con el entonces Estado socialista.
En la actualidad, hay alrededor de dos millones reformados húngaros que viven según el principio sinodal-presbiterial en cuatro distritos eclesiásticos. La Iglesia reformada dispone de dos facultades en Budapest y Debrecen.

Rumania (Transilvania)

Hasta 1541, Transilvania formó parte del reino húngaro. Hacia fines del siglo XVII se convirtió en protectorado autónomo de los turcos. El reformador destacado de Transilvania es Juan Ontero (Honterus), quien introdujo la reforma luterana en Kronstadt en el año 1542. Hasta 1550, la Iglesia completa de Transilvania se había convertido bajo la batuta del clérigo, respetando en sus inicios el luteranismo moderado en la tradición de Felipe Melanchthon. A partir de 1550, sin embargo, la mayoría de la Iglesia de Transilvania tendió hacia la corriente reformada. Muy importante resultan los dos pastores Gregor Szegedi y Pedro Méliusz Juhasz. En el conflicto sobre la naturaleza de la presencia de Cristo en la Santa Cena representan una comprensión que parte de la vida de Jesucristo: No hay comunidad con el cuerpo de Cristo sin la fe en él; el “cuerpo vive de la mente Esta posición cercana al calvinismo paulatinamente convenció a la Iglesia transilvana. El año 1564 es considerado como el año uno de la institución en Transilvania, y hasta 1567 la gran mayoría de los pastores había optado por la Reforma reformada.
En 1565 fue introducido el Catecismo de Heidelberg en Klausenburgo (hoy la ciudad se llama Cluj Napoca / Kolosvar). El Estado, sin embargo, entre 1566 y 1571 apoyó más bien el unitarismo (o antitrinitarismo). Hasta hoy existen congregaciones unitarias en Transilvania. Alrededor de 1571, el católico Stephan Báthori se convirtió en príncipe de Transilvania. Apoyó a la Iglesia católicorromana y ayudó además sobre todo a los luteranos. No tocó el principio de la libre elección de la confesión por parte de las ciudades. Los príncipes de Transilvania estaban al servicio de Habsburgo, por lo que amenazaba una recatolización. Sin embargo, en la así llamada “Guerra Larga(1593 - 1606) la alta nobleza reformada logró conquistar el poder en Transilvania. Al mismo tiempo, la soberanía de los turcos favoreció a los reformados porque éstos, más la nobleza, formaban un frente común anti-habsburgo.
A partir de 1692, la situación favorable para la Iglesia reformada cambió con la ocupación de Transilvania por el imperio de Habsburgo: se confiscaron iglesias, incluso se prohibió el uso del Catecismo de Heidelberg; una recatolización completa, sin embargo, no fue posible debido a la rebelión contra Habsburgo entre los años 1705 a 1711.
Recién la “Patente de Tolerancia de 1781 trajo un cierto alivio; al mismo tiempo se produjo como en otros lugares un vaciamiento de sentido en la vida eclesiástica. Recién en la segunda mitad del siglo XIX hubo innovaciones en distintos niveles: por ejemplo se construyeron nuevos colegios, iglesias y casas parroquiales, y se reorganizó la facultad de Klausenburgo.
Después de la Primera Guerra Mundial, Transilvania quedó como parte de Rumania. Después de la Segunda Guerra Mundial fue fundada la Iglesia Reformada de la República Popular de Rumania cuyo radio de acción va más allá de Transilvania. Hoy más de 725.000 reformados viven en dos distritos eclesiásticos con cerca de 800 congregaciones.

body .navbar{ height: 0px; }